Archivo

Archive for the ‘People you must know’ Category

People you must know :: Michiko Kakutani

julio 27, 2009 1 comentario

Kakutani

“La persona más estúpida en Nueva York es la actual reseñista en jefe del New York Times”, de esa manera se refirió Jonathan Franzen, el autor de “Las Correcciones” cuando se le pidió la opinión sobre Michiko Kakutani. La misma que era despreciada por Susan Sontag, John Updike y Norman Mailer, y que ni Don de Lillo ni Salman Rushdie pueden ver. Kakutani apareció en un capítulo de Sex and the City criticando un libro de Carrie Bradshaw, la célebre protagonista.

Michiko Kakutani es todo un personaje dentro del ambiente intelectual y de la crítica en EE.UU. Hija de un matemático japonés y dueña de una prosa atrevida y sugerente, lleva 28 años criticando libros en el New York Times y aunque a veces pareciera que lo suyo son las peleas más que los libros, es una de las pocas personalidades que desarrollan el oficio de la crítica, y que mantienen en alto la bandera de la polémica. Salman Rushdie, evitando que lo malinterpretaran, dijo de Kakutani: “Es una mujer extraña que parece necesitar al mismo tiempo alabanzas y golpes en el trasero”. El año pasado, el suplemento Intelligent Life de la revista The Economist, eligió a Kakutani dentro de los 10 mejores críticos del planeta.

La ganadora del Pulitzer en 1998 en el apartado de la crítica, nació el año 1955 en New Haven, Connecticut. Antes de graduarse en Literatura Inglesa en la Universidad de Yale, se inició como reportera para el Washington Post, y luego escribió dos años para la revista Time. Después de unos años como reportera del New York Times, pasa a escribir la crítica siendo reconocida como una crítica “kamikaze”, como la describió el propio Norman Mailer. La Kakutani se puede dar el lujo de despedazar libros de autores famosos y también es conocida por escribir algunas críticas firmando con los nombres de ciertos personajes del cine y la literatura, es así como alguna vez firmó como Holly Golightly, el personaje de Audrey Hepburn en “Desayuno en Tiffany’s”, o como Elle Woods, de “Legalmente Rubia”, como Holden Caulfield de “El guardián entre el centeno”, o simplemente como Austin Powers.

Una de las últimas polémicas las vivió en 2007. Antes de la publicación de la séptima y última parte de la saga de Harry Potter, Kakutani escribió la crítica, reveló ciertos pasajes claves, en tono de spoilers, además de comentar en tono moralista algunos detalles de la trama y que despertaron la rabia de los fans de la historia.

People you must know :: Scott Schuman

julio 3, 2009 6 comentarios

scott schuman

Scott Schuman es el creador del popular y archivisitado blog The Sartorialist. Es así como se ha convertido en el blogger más conocido mundialmente. Schuman, ex director de la división de moda masculina de los grandes almacenes de lujo Bergdorf Goodman, dejó su cargo en 2005 para cuidar a su hija. Mientras tanto, el fotógrafo comenzó a experimentar con su cámara, dando a conocer sus imágenes a través de este blog privado. En tan sólo unos meses, fue convirtiéndose en referente de los profesionales del mundo de la moda hasta llegar incluso a oídos de la prensa internacional. Como diría Christian Lacroix, Schuman representa “el poder de la calle, la nueva fábrica” y ya muchos lo han denominado como “el nuevo Richard Avedon”. Hoy, The Sartorialist trabaja con el grupo editorial Condé Nast, concretamente dentro de Style.com, la edición online de Vogue EE.UU.

Scott Schuman, que ha recorrido medio mundo con la única compañía de su cámara digital, en busca de trendsetters y personajes con buen gusto a los que les divierte arriesgar, se ha convertido en todo un ícono para los coolhunters que pululan alrededor del mundo. En el 2007, Schuman fue nombrado uno de los 49 hombres del año por el sitio AskMen.com, y durante el 2008 fue parte de la campaña de otoño de GAP.

Tal es el éxito de las fotografías de Schuman que incluso ha colaborado con prestigiosas firmas de moda. Hace unos meses fueron publicadas en The Sartorialist, las instantáneas que el mismo Schuman tomó  para la campaña de DKNY JEANS de la primavera pasada en los EE.UU.

Pero Schuman no para, y la gran noticia viene acá: Porque a pesar del éxito cosechado por The Sartorialist, sus incondicionales adeptos estaban pidiendo a gritos la posibilidad de trasladar de la web al papel sus imágenes preferidas. Como las tradiciones no se pierden, esta exitosa publicación tendrá su propio libro, un ejemplar en dos versiones: económica y coffee table book, que estará disponible a partir del próximo mes de septiembre.

*The Sartorialist se puede ver a través del link puesto en los enlaces de The Blackbird News.

People you must know :: Diana Vreeland

junio 25, 2009 Deja un comentario

vreeland

Una biografía obligada de Diana Vreeland debe indicar que se desempeñó como editora de moda en Harper’s Bazaar entre 1939 y 1962, y como editora en jefe de Vogue EE.UU entre 1963 y 1971. Además, debería destacar que catapultó a la fama a modelos como Twiggy, Veruschka y Penelope Tree; Que apadrinó a Andy Warhol, y que de paso, descubrió a Eddie Sedgwick, la gran musa del artista pop. Y que, a propósito, influyó en el nacimiento del PopArt. Poniéndome más opinante, podría decir que por un compromiso por la moda, la Vreeland fue la primera editora de revistas como artista y como personalidad. Las páginas de Harper’s Bazaar y Vogue de esa época, pueden leerse como verdaderos manifiestos estéticos para las masas, con producciones de fotos en lugares inexplorados del planeta y con un discurso de género fuerte, destacando a la mujer que trabajaba y también erguiéndose como líder entre las de su género, por la posición de autoridad de la que gozaba. Vreeland retrató a la mujer norteamericana de la época.

Vreeland era dueña de un rostro poco agraciado,  con una prominente nariz que era lo más llamativo de su anatomía facial a primera vista. Esta mujer poco convencional, algunas dirán fea, se había convertido en una de las dictadoras del estilo y la belleza más irresistibles de la historia. Una personalidad arrolladora que inspiró a Leonard Gershe a la hora de darle vida a Maggie Prescott, la genial editora de moda que tortura a una ingenua Audrey Hepburn en Funny Face, musical de 1957.

Sus años en Vogue son recordados como de la más completa extravagancia. No importaba que la moda fuera de uso práctico, sino que sirviera para soñar. Pero este amor por lo fantástico ya había comenzado en sus años en Harper’s Bazaar, con unas insólitas sugerencias para la dueña de casa promedio en una columna titulada “Why don’t you?” (“¿Por qué no?”), donde aconsejaba cosas como esta: “¿Por qué no les lavan a sus hijos el pelo con champagne, para que se vean más rubios?” “¿Por qué no recuerdan que los niños lucen adorables vestidos de tiroleses? Mientras más pequeño el niño, más larga la pluma del sombrero?”. “¿Por qué no transforma su viejo tapado de armiño en una bata de baño?” En resumen, Vreeland, la punzante aristócrata, les sugería a las mujeres del medio oeste norteamericano que dejaran de lado su aburrida indumentaria diaria y que aprendieran a ser ingeniosas y a hacer algo diferente por sí mismas. No es una rareza considerarla como una incitadora –elegante y chic- del “Do it yourself” de la cultura punk y que en la moda tuvo a la británica Vivienne Westwood como su principal difusora.

Todo este manifiesto en pos de lo artificioso y lo fantástico le costó la violenta salida de Vogue a inicios de los 70. Porque ningún empresario del mundo editorial –en este caso S.I. Newhouse, propietario de Condé Nast- iba a tolerar más excentricidades de esta mujer que exigía pisos enteros en los hoteles más caros de Paris a la hora de viajar a conocer las colecciones, que disponía de un chofer a toda hora a su servicio y que no escatimaba en gastos fotográficos a la hora de las producciones de moda de su revista. Y vendría lo práctico, y el llamado a la mujer moderna con la contratación de Grace Mirabella. En 1984, Vreeland escribe su biografía en un libro llamado simplemente DV. Un poco más de una década después de su liderazgo en Vogue se vería un glamour similar al de la Vreeland cuando llega Anna Wintour a liderar la famosa publicación. El resto de la historia ya es conocida.

People you must know :: Bob Colacello

junio 22, 2009 Deja un comentario

bocolacello_innerbig

Sólo bastó una sentencia: “Una gran obra maestra católica romana”. Es lo que escribió un joven Bob Colacello en el semanario Village Voice en 1970 sobre el filme “Trash” (Basura) de Andy Warhol. Graduado de la Universidad de Georgetown y luego de cursar estudios de crítica de cine en la Universidad de Columbia, Colacello comenzó a escribir sus reseñas en dicho semanario. Fue la crítica al filme de Warhol, que provocó que el padre del Pop Art lo buscara y lo invitara a escribir en Interview, una revista de arte, moda y cine que el artista había comenzado recién a publicar. Bastaron seis meses para que Colacello se convirtiera en el editor de la publicación, y en un año, el crítico de cine estaba involucrado y dirigiendo todos los aspectos de la vida y los negocios de The Factory, el estudio artístico de Warhol. Con Interview, Colacello desarrolló la revista más importante sobre estilos de vida de su tiempo, durante la época que se formó el concepto de celebridades que conocemos hoy. Todos esos días, fueron narrados por Colacello en su libro “Holy Terror: And Warhol Close up”, donde cuenta, entre otras cosas, que Warhol le sugirió que cambiara su nombre por Bob Cola, porque sonaba mucho más pop.

Después de su tiempo como editor en Interview, Colacello comienza a colaborar con artículos para Vanity Fair, y hasta hoy es un colaborador regular escribiendo extensos perfiles de personalidades como el Príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa Camilla Parker, Rudolf Nureyev, Liza Minelli, Estée Lauder, Doris Duke y Naomi Campbell. Colacello se ha convertido con el tiempo en uno de los escritores de biografías más prolíficos de los Estados Unidos. Él es el autor de “Ronnie and Nancy, su camino a la Casa Blanca. 1911-1980”, sobre el ascenso político de Ronald Reagan y su esposa Nancy.

Mientras era editor de Interview, Colacello escribía una columna mensual titulada “Out”, donde hacía una descripción metódica de todos los lugares que había visitado y con la gente que había estado. Esas largas noches e ires y venires con nombres famosos fueron registrados en el libro “Out” que lanzó el año pasado. Y Bob Colacello se transformó en uno de ellos: es toda una celebridad.