Inicio > Blackbird's critic > Blackbird’s critic :: Harry Potter y el misterio del príncipe

Blackbird’s critic :: Harry Potter y el misterio del príncipe

hp

“Harry Potter y el misterio del príncipe” es, seguramente, la película mejor lograda de toda la saga acerca del niño mago. Si “HP y el prisionero de Ákzaban” de Alfonso Cuarón es la que tiene mayor dosis de acción y la que marca un antes y un después en el tono de la historia. En tanto,  la entrega que hoy nos convoca es, en gran parte, la más literaria de todas y como hito, se asemeja al “prisionero de Ázkaban” porque  es la antesala al desenlace y la misma película se plantea como tal. No pasan grandes cosas, el ritmo es acompasado y las historias se desplazan con ánimos más contemplativos. Por todo esto es que es el episodio más rico narrativamente. El realizador David Yates pretende dejar el camino despejado para lo que será el gran final, el cual ya se ha anunciado, será dividido en dos partes.  A nivel de recursos técnicos, juegos de cámara, montaje y edición, también luce fresca y hábil. Entonces, cuál es el pero de Harry Potter. El público al que va dirigido, que finalmente es mucho más infantil que otros artefactos cinematográficos de aliento similar como “El señor de los anillos”, es su talón de Aquiles. Porque al intentar llegar a ese público, la película no permite ser todo lo adulta y compleja que en los libros se permite ser. El final de la novela es mucho más desolador y apocalíptico de lo cuasi esperanzador que llega a ser en la película. En términos de pulsión romántica, que aparece con fuerza en los protagonistas durante esta entrega, si hacemos la comparación con una película similar en su rango etario como es “Crepúsculo”, ésta resulta ser mucho más atrevida en la atracción y en el flirteo de sus protagonistas al lado de la emoción ingenua y algo sonsa que aún proyectan los personajes de Harry Potter. La saga Harry Potter se ha jactado de reunir lo más granado del talento inglés en sus intérpretes y de construir el retrato perfecto de la vida de un colegio inglés. Este episodio, en particular, tiene notables momentos (hacia el final, la secuencia en la cueva donde Dumbledore lleva a Harry en búsqueda de un Horrocrux logra una atmósfera impecable). Sin embargo, la mayor lucha que deberá combatir Harry en sus últimas dos entregas cinematográficas, no será contra el temido Voldemort, sino que con sus deseos de dejar atrás la infancia, el ser niño, y que a su vez, permita que la película madure, crezca y se haga grande. Aunque con eso renuncie a cierta cuota de espectadores menores de edad. Y esta condición, es porque la saga lo puede hacer. Porque este nuevo capítulo demuestra que las cosas van bien, pero aún es insuficiente. Se puede más. Difícil, pero no imposible. Nada que la magia no pueda arreglar.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: