Inicio > People you must know > People you must know :: Diana Vreeland

People you must know :: Diana Vreeland

vreeland

Una biografía obligada de Diana Vreeland debe indicar que se desempeñó como editora de moda en Harper’s Bazaar entre 1939 y 1962, y como editora en jefe de Vogue EE.UU entre 1963 y 1971. Además, debería destacar que catapultó a la fama a modelos como Twiggy, Veruschka y Penelope Tree; Que apadrinó a Andy Warhol, y que de paso, descubrió a Eddie Sedgwick, la gran musa del artista pop. Y que, a propósito, influyó en el nacimiento del PopArt. Poniéndome más opinante, podría decir que por un compromiso por la moda, la Vreeland fue la primera editora de revistas como artista y como personalidad. Las páginas de Harper’s Bazaar y Vogue de esa época, pueden leerse como verdaderos manifiestos estéticos para las masas, con producciones de fotos en lugares inexplorados del planeta y con un discurso de género fuerte, destacando a la mujer que trabajaba y también erguiéndose como líder entre las de su género, por la posición de autoridad de la que gozaba. Vreeland retrató a la mujer norteamericana de la época.

Vreeland era dueña de un rostro poco agraciado,  con una prominente nariz que era lo más llamativo de su anatomía facial a primera vista. Esta mujer poco convencional, algunas dirán fea, se había convertido en una de las dictadoras del estilo y la belleza más irresistibles de la historia. Una personalidad arrolladora que inspiró a Leonard Gershe a la hora de darle vida a Maggie Prescott, la genial editora de moda que tortura a una ingenua Audrey Hepburn en Funny Face, musical de 1957.

Sus años en Vogue son recordados como de la más completa extravagancia. No importaba que la moda fuera de uso práctico, sino que sirviera para soñar. Pero este amor por lo fantástico ya había comenzado en sus años en Harper’s Bazaar, con unas insólitas sugerencias para la dueña de casa promedio en una columna titulada “Why don’t you?” (“¿Por qué no?”), donde aconsejaba cosas como esta: “¿Por qué no les lavan a sus hijos el pelo con champagne, para que se vean más rubios?” “¿Por qué no recuerdan que los niños lucen adorables vestidos de tiroleses? Mientras más pequeño el niño, más larga la pluma del sombrero?”. “¿Por qué no transforma su viejo tapado de armiño en una bata de baño?” En resumen, Vreeland, la punzante aristócrata, les sugería a las mujeres del medio oeste norteamericano que dejaran de lado su aburrida indumentaria diaria y que aprendieran a ser ingeniosas y a hacer algo diferente por sí mismas. No es una rareza considerarla como una incitadora –elegante y chic- del “Do it yourself” de la cultura punk y que en la moda tuvo a la británica Vivienne Westwood como su principal difusora.

Todo este manifiesto en pos de lo artificioso y lo fantástico le costó la violenta salida de Vogue a inicios de los 70. Porque ningún empresario del mundo editorial –en este caso S.I. Newhouse, propietario de Condé Nast- iba a tolerar más excentricidades de esta mujer que exigía pisos enteros en los hoteles más caros de Paris a la hora de viajar a conocer las colecciones, que disponía de un chofer a toda hora a su servicio y que no escatimaba en gastos fotográficos a la hora de las producciones de moda de su revista. Y vendría lo práctico, y el llamado a la mujer moderna con la contratación de Grace Mirabella. En 1984, Vreeland escribe su biografía en un libro llamado simplemente DV. Un poco más de una década después de su liderazgo en Vogue se vería un glamour similar al de la Vreeland cuando llega Anna Wintour a liderar la famosa publicación. El resto de la historia ya es conocida.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: